Experiencia Raja Yoga

 

Imagine que usted es un alma capaz, empoderada, exitosa y feliz.

Imagine ser consciente de cada pensamiento y reacción que viene a la mente, y luego gobernándola. En el lapso de un nanosegundo, usted puede reclamar el poder de actuar sobre una idea o desecharla.

Considere las trazas negativas en su personalidad que deseara que no salieran: pensamientos de duda sobre el ser, saboteo, baja autoestima, culpa, preocupación, etc. A voluntad, nunca hablará de ello ni afectará a sus relaciones en el hogar, el trabajo o en el campo de deportes.

Algunos pueden resistirse a tener tanto control de sí mismos. Pero si usted realmente entiende al alma, lo puede conseguir. Las vidas y juegos de otras personas son de ellos.

Usted solamente es responsable de sí mismo. Nuestras mamás y papás hicieron lo que hicieron – a veces bien, a veces no – pero ese tiempo ha pasado y ahora usted es el alma independiente, quien puede elegir cómo vivir.

Con la meditación Raja Yoga puede quitarse los viejos patrones de influencia y recrearse a sí mismo para ser lo que desea ser. Este es el poder de Raja Yoga. 

Esta antigua práctica de meditación acopla sus poderes naturales y entrena a su mente para que sea su amiga. Usted no es su mente ni su cuerpo sino que tiene una mente y tiene un cuerpo. Esas herramientas a veces trabajan bien y otras veces puede que necesiten calma y ejercicio para regresar al camino saludable.

Todos cometemos errores. Todos desperdiciamos recursos. Desperdiciamos palabras, energía y tiempo, hasta que hacemos una pausa y pensamos profundamente sobre los asuntos de nuestra vida. Cuando nos aferramos fuertemente a nuestros puntos de vista, la mente se encoge y obstruye cualquier poder de amar. En ese estado, el alma no puede dar nueva energía a la situación y todo el mundo pierde.

Pero cuando nos sentamos tranquilamente cancelando todos los esquemas mentales y nos permitimos conocer la paz profunda del alma, pueden ocurrir cambios milagrosos para bien. Las personas le entenderán claramente, nuevas puertas se abrirán, los amigos llamarán y ¡el cuello rígido se relajará!

El Raja Yoga nos enseña a dar un paso atrás y observar nuestra vida, respirar calmadamente, tranquilizar nuestras reacciones y dar un paso adelante en el camino que elegimos, independiente de otros urgiéndonos a pensar o actuar como ellos desean.

El Raja Yoga le libera y libera el poder para responder con amor.