Dónde meditar

 

La vida ya está llena – llena de actividades y responsabilidades – entonces ¿dónde podemos colocar la actividad de meditación? Esa es la belleza del Raja Yoga: puede colocarla en cualquier parte.

En casa

Usted no necesita una habitación especial para ubicar el espacio, cualquier rincón tranquilo o una silla cómoda servirá. Haga una cita regular para encontrarse con su ser más interno. Con el tiempo, usted probablemente encontrará un lugar determinado hacia el cual se siente atraído, en donde las vibraciones de su propia quietud y práctica reflexiva crearán un pequeño lugar de paz. Visítelo cuando lo desee. Hágalo con frecuencia.

En su lugar de trabajo

Donde sea que usted trabaje, un pequeño pensamiento creativo puede sugerir un lugar para meditar: mantener el teléfono en su oído por un par de minutos mientras escucha el silencio interior, en lugar de una voz en el teléfono. O caminar por un corredor con una carpeta puede darle unos minutos de tranquilidad, lejos de su escritorio. Sus colegas no notarán que usted está meditando, pero puede que noten su nueva tranquilidad.

Mientras viaja

El tiempo que emplea yendo de un lugar a otro, a pie, viajando en bus o tren, puede ser utilizado para visitar su espacio interno de quietud. El método de ojos abiertos de la meditación Raja Yoga hace que este viaje al interior sea posible y práctico.

Adentro o afuera

El mundo entero se ofrece a usted para que seleccione su propio lugar especial para conectarse consigo mismo y con el Único. En una playa soleada o en una cola en el supermercado, en una rivera serena o en la sala de espera del dentista, en un banco en la plaza del pueblo o un trozo de césped en alguna parte. Cualquier lugar es un magnífico lugar para estar tranquilo y en silencio. Seleccione su propio lugar de paz.

Quietud en medio de la muchedumbre

A medida que aprenda cómo crear un espacio silencioso en su interior, encontrará que puede escabullirse a él en cualquier momento. Cuando haya personas a su alrededor, o cuando el mundo sea ruidoso y desafiante, entre en el más tranquilo de los lugares en el planeta: el espacio silencioso del alma.

Solo o acompañado

Las experiencias más maravillosas de la meditación pueden ocurrir cuando usted está a solas, solamente en compañía del Único. También hay lugares y momentos cuando quizá desee meditar con otros. Alrededor del mundo hay centros de Brahma Kumaris y lugares tranquilos de paz, que cualquiera puede visitar para compartir momentos de calma. En algunos lugares son llamados ‘Espacio Interior'.

Así mismo, hay momentos particulares, cuando personas que tienen el mismo esquema mental, eligen meditar al unísono alrededor del mundo, con el entendimiento de que compartiendo pensamientos positivos a la vez puede aumentar el poder y en alcance de los buenos deseos.

Hora de meditación mundial

La tradición de crear una hora de paz alrededor del mundo inició en 1978 y ocurre cada tercer domingo del mes. La meta es compartir buenas vibraciones y donar amor y paz al mundo y a todas las personas en este precioso planeta. Si recordamos que este mundo es, después de todo, nuestro hogar global, juntos podemos hacer brillar un rayo de esperanza que emitirá una luz para ayudar a sanar nuestro mundo.

Retiros: espacios de calma

Además de crear oasis de calma y quietud en el día a día, de vez en cuando podemos apartarnos de la rutina normal y dedicar un tiempo para ir a un retiro espiritual.

Ir a cualquier tipo de retiro puede ser el primer paso que tomemos para reconectar con nuestro ‘ser' interior. Puede que tengamos el pensamiento de alejarnos de las cosas externamente, de hacer algunos cambios físicos en el exterior, sacando un poco de tiempo para eso. Pero ¿y del verdadero retiro, adonde vamos a los más profundo de nuestro ser? Cuando trabajamos en nosotros mismos, podemos regresar al espacio interno donde reconectar con nuestro verdadero ‘ser'. Este es el ‘ser' espiritual, el que está en nuestro centro, esa parte de nosotros que no cambia. 

Tomarse el tiempo durante el proceso de meditación es en sí mismo un viaje. La meditación nos permite regresar al lugar de equilibrio interno, en donde nuestros pensamientos, sentimientos, energía y tiempo son usados de una manera valiosa y digna. Todo depende de nuestro estado de conciencia y del entendimiento de nuestra verdadera identidad. En este punto comenzamos a abrir la puerta a la experiencia de vida más positiva. Comenzamos a valorar las cosas espirituales más que las de naturaleza material y a crear una calidad de vida basada en valores, en la que nos podemos permitir ser generosos y amorosos. Nuestros pensamientos se vuelven más claros y aumenta nuestro poder de tomar decisiones.

El verdadero retiro nos ayuda a retornar, a llevarnos a un espacio en donde podemos reconectar con nuestra verdad para entender, experimentar y responder el antiguo interrogante de "¿Quién soy yo?" Es solo entonces que estamos ¡tanto al principio como al final! Aquí es donde termina esta pregunta y comienza la experiencia. Disfrute el viaje.