El efecto de nuestra vibración

Definitivamente nuestro estado mental afecta directamente al ambiente que nos rodea y, por supuesto, a cualquier tipo de comida que preparemos y comamos.

Nos beneficiamos de preparar la comida en un estado mental de paz y felicidad y ello contribuye a que cuando comamos ese alimento nos sintamos más felices y positivos. El ingerir alimentos preparados en un estado adecuado mejora la calidad de nuestra vida.

Cuando compramos alimentos preparados, algunas preguntas que podemos hacernos son:

  • ¿Qué ingredientes contienen estos productos?
  • ¿Cómo fueron preparados?
  • ¿Cuán completos o nutritivos son?
  • ¿De qué calidad son?

Podemos experimentar la magia de un maravilloso estado mental preparando la comida como un ser de paz. Cuando alimentamos la mente con amor y también al cuerpo, el mundo que compartimos también se hará más pacífico y amoroso.